Esta semana hemos tenido un caso bastante habitual, un conejo con lagrimeo constante. Una de las causas mas frecuentes (entre muchas otras) se debe a la obstrucción del conducto nasolacrimal, así que hay que desobstruirlo, como podéis ver en estas imágenes

Conny fue nuestro paciente esta semana y se portó muy bien. 

En nuestra clínica veterinaria en San Antonio de Benageber podemos prestar la mejor Atención veterinaria a mascotas exóticas y todo tipo de animales!!


Publicado: 16 de Septiembre de 2016