Teléfonocómo llegarEscríbenos
blog

Cómo enseñar a tu hurón a que no muerda

Cómo enseñar a tu hurón a que no muerda

Los hurones se han convertido en las mascotas de moda de muchos hogares. Así lo comprobamos a diario en la clínica veterinaria en San Antonio de Benagéber. Ese aspecto a medio camino entre la mofeta, el tejón norteamericano, la comadreja y "ladrón con antifaz" le ha convertido en la delicia de muchas casas. 

Sin embargo, uno de los aspectos que más frenan a nuestros clientes para integrar a los hurones como animales de compañía es el factor mordisco que llevan consigo. En esta clínica veterinaria en San Antonio de Benagéber nos vienen muchos clientes pidiéndonos consejo para erradicar este comportamiento de estos deliciosos mustélidos depredadores de conejos. En este post te vamos a explicar cómo educarle para que no te trate como a una de sus víctimas de caza.

Ante todo, debes saber que los hurones no ven muy bien. No son ciegos como los topos, pero se guían mucho mejor por otros sentidos, como el olfato. Por eso, hasta que no se acostumbre a tu olor, es posible que te interprete como una pieza de caza y allí es donde, desde el primer instante al adquirirlo, debes disciplinarlo para que no te muerda el dedo.

El primer paso cuando te ha dado el primer mordisco es cogerlo del cogote, como si fuera un conejo. Ponlo delante de tu cara (a una distancia prudente de tu nariz), sóplale la suya (odian que les soplen) y grítale un enérgico "¡No!" acompañado de un ligero toque en su nariz con tu dedo índice. Si además te bañas este dedo con aceite de árbol de té, que es amargo, es un remedio infalible.

Repite este método con paciencia y perseverancia y a los pocos días notarás que te respeta. Otro dato: cuando le castres disminuirá su agresividad y será también más maleable. En la Clinica veterinaria Tot Exotics Zoolandia ¡nos encantan los hurones!